Después de un épico e histórico set en el Monte Everest, Paul Oakenfold revela cuál será el próximo paso en su carrera.

Han pasado 30 años desde que pisó por primera vez Ibiza y desde donde llevó los sonidos a Reino Unido contribuyendo a la revolución de la música electrónica. Para celebrarlo, Paul ha anunciado una residencia en Pikes Ibiza que tendrá fecha cada miércoles de Agosto, así como una compilación que incluirá los tracks de los artistas que marcaron esa era. 

Es una celebración de 30 años, con diferentes DJs tocando cosas distintas, pasando, saltando, haciendo back-to-back - se trata de compartir un amor mutuo por la música, eso es lo importante. Hemos llegado a la mayoría de edad como una comunidad de música Dance y se trata de celebrar todo lo que hemos logrado pasando un buen rato.

Es increíble porque normalmente estoy tocando en conciertos masivos, así que volver a tocar en una sala pequeña para 200 personas y tocar sets de tres horas, es realmente especial y va a ser muy divertido.
— Paul Oakenfold

Comment