“La música electrónica no tiene idioma, por lo tanto, es algo que no necesita lenguaje”- Luciano Cadenza

Para Luciano Cadenza, la frase “Dormirse en sus Laureles” es un término que no está permitido en su vida diaria, sino todo lo contrario, la carrera del productor se cimentó en su devoción a la música a muy temprana edad y a la paulatina evolución de su estilo. Todo esto en combinación a su gran carisma y humilde personalidad, lo ha posicionado como una de las figuras más representativas en su género, llevándolo a ser parte de los line-ups de festivales y showcases más notables en la escena electrónica. En 2003, establece su sello discográfico Cadenza Records, un espacio dedicado al florecimiento, desarrollo y a la expansión de la música electrónica de calidad.

La solemne temporada de celebraciones en la isla blanca de Ibiza ha llegado a su fin, Sin embargo, para Luciano este periodo fue mucho más que un festivo verano. Esta temporada, estuvo marcada por la polémica apertura del super club HÏ Ibiza, la cual cada jueves congregaba a cientos de fans para bailar a todo motor en la fiesta “In the Dark”, en la cual Luciano fue uno de los encargados de demostrar al mundo de que estaba hecha la nueva adquisición del grupo Ushuaia

No solamente el éxito de su residencia en HÏ hizo especial el verano de Cadenza, sino que también fue nominado por dieciseisava vez en los “DJ Awards 2017 de Ibiza”, los cuales de igual modo celebraron su 20 Aniversario. En este extraordinario evento, Luciano se llevó la codiciada Kryptonita en la categoría de Tech-House. Por lo que nos las arreglamos para agendar una entrevista con él, para platicar sobre su perspectiva de la escena electrónica en los países que es originario, nos referimos a Suiza y Chile, así como su proyecto de filantropía que lleva a cabo en Latinoamérica.

Luciano, has sido nominado 16 veces en tu categoría, nos imaginamos que eso es algo muy importante para ti, pero dinos ¿Qué significan para ti los DJ AWARDS?

Para mí los DJ Awards son una manera de dar reconocimiento y de festejar a ciertas personas que han entregado una parte de su vida, o probablemente la mayoría de su vida a entretener gente, a viajar por el mundo entero con el fin de ofrecer magia y cariño al público, cueste lo que cueste.

IMG_5702.jpg

Después del gran éxito de tu residencia en HÏ Ibiza con “In The Dark” y el proyecto Vagabundos en Pacha ¿Qué nos puedes decir de tus planes a futuro? 

Bueno, ¡Los planes no terminan nunca! Desde que tenía 16 años en Chile comencé con la música. Todo esto fue algo que no pregunte o pedí. Simplemente se dio, no termine el colegio, no pude estudiar, no hice cosas. Prácticamente, empecé de la calle y la vida maravillosa me dio todo esto, me dio muchas oportunidades. Nunca me he preguntado qué es lo que tengo o no que hacer. Sencillamente hago lo que está en mi cabeza, que es la música. Algo que se me dio por hacer en esta vida y que continuaré haciendo hasta el día que me entierren, hasta que mi cuerpo se vuelva ceniza.

Bueno tú tienes dos culturas muy apegadas a tu persona, podrías compartir con nosotros tu perspectiva sobre la escena electrónica en Suiza vs. Chile.

La escena electrónica yo no la comparo, ya sea de Suiza, de Chile o de Ibiza ni de cualquier parte del mundo. Sino qué, la música electrónica, es algo que viene de un movimiento tribal, en el sentido que es un ritmo repetitivo que se baila por horas, el cual se encuentra en culturas muy antiguas. Es una música que no tiene idioma, por lo tanto, es algo que no necesita lenguaje. Cada país, cada cultura lo vive y/o lo baila de forma distinta. Eso, es un testimonio que como viajero que soy, puedo declarar, «Me doy cuenta de esas cosas, tengo la oportunidad de ver cómo la gente lo digiere y lo vive, cada país tiene su encanto, y tiene una forma diferente de recibir la música», Por ejemplo, los mexicanos me han hecho vibrar como nunca. De hecho, aprovecho para enviar unas palabritas a México, «Espero que el país esté mejor, después del temblor».

Sabemos, que a lo largo de tu trayectoria como DJ y productor has trabajado con grades personalidades en la música, como Lenny Kravitz, pero para ti quien sería tú icono de música electrónica.

Para mí sería, Björk.

Explorando tu background, nos hemos dado cuenta de que eres una persona muy espiritual y qué siempre está al pendiente de su entorno, por lo que sabemos de tu proyecto altruista “One Coin For Life”, ¿Nos podrías hablar más de ello?

¡Así es soy muy espiritual! Bueno “One Coin For Life” es una fundación que comencé hace un par de años. Cuando vivía en Chile estuve muy conectado con la parte indígena de todo Sudamérica. Los indígenas siempre han mantenido la respuesta de la vida y siempre la tendrán, por lo que quise busqué la forma de generar conciencia entre la gente que soy capaz de tocar y entre la gente que yo admiro, y pues creamos la fundación. Con “One Coin For Life” creamos la primera escuela indígena en Colombia, y fue algo que permitió involucrar a millones de personas que vienen a bailar mi música con esa parte de nuestra vida, que considero es importante. Son culturas que no tienen que perderse, tienen información que se debe preservar, porque es la respuesta de la vida, y pues estoy contribuyendo a que todo esto no se pierda.

Sigue a Luciano en sus redes sociales

·         Facebook

·         Instagram

·         Sitio web

·         Youtube

·         Twitter

·         Soundcloud